top of page
escudo alora.png

Álora es un municipio de 13282 habitantes situado casi en el centro geográfico de la provincia de Málaga, siendo uno de los municipios más importantes de la Comarca del Guadalhorce. Se encuentra flanqueado por los pueblos de Pizarra y el Valle de Abdalajís.

 

La extensión del municipio es de 169km2 distribuídos, además del casco urbano, por importantes relieves montañosos y suaves colinas y tierras donde se cultiva el Santo Grial de la fruta en Álora, el limón, acompañados de otros cítricos como la naranja. Los cereales también tienen marcada presencia a la par que el olivo en su variedad de Manzanilla Aloreña, así como abundantes huertas de hortalizas y frutales. Recientemente se ha implementado, con resultados desiguales, frutos tropicales como el aguacate, cultivo este muy condicionado al aporte de gran cantidad de agua, bien que escasea cada vez más en la provincia de Málaga.

Álora (Iluro en tiempos romanos y Al-Lura durante la ocupación árabe) es un mapa en el que se puede rastrear la historia del hombre desde su época prehistórica pasando por las diferentes etapas que conforman la historia del sur de Europa. En Álora se asentaron primero los fenicios, luego los romanos y finalmente los musulmanes, y de todas estas civilaciones existen abundantes restos arqueológiocos de gran interés y valor patrimonial.

En el presente, Álora ha sabido adaptarse a la modernidad, incorporando a su oferta turística destinos arqueológicos, artísticos, gastronómicos y culturales, destacando entre todos ellos el Caminito del Rey. Si quieres descubrir el Valle de Abdalajís, que está a 12 km, aquí te lo contamos todo.

¿DONDE ESTÁ ÁLORA?

Álora se encuentra a 41,2 kilómetros de Málaga. En coche se tarda en llegar 35 minutos por la carretera A-357. Antequera se encuentra a 40 kilómetros y en coche se tarda en llegar 50 minutos, ya que aunque la carretera (A-343) es buena, tiene muchísimas curvas y requiere una conducción más cuidadosa.

 

Desde Málaga hay conexión directa por tren y autobús. Igualmente se encuentra muy cerca de Pizarra (a 14 minutos y 10,4 kilómetros por la carretera A-7077). De Ardales se encuentra a 26 kilómetros de distancia, y se tarda en llegar 25 minutos en coche. 

 

Del Valle de Abdalajís dista 29 minutos en coche y 20 kilómetros por la carretera A-343. De Cártama está a 22 minutos en coche, y de Carratraca a 23 minutos. De Almogía a Álora se tardan sobre 50 minutos en coche.

¿COMO LLEGAR A ÁLORA?

12 COSAS QUE HACER EN ÁLORA

1. Caminito del Rey.

El Caminito del Rey, construído en 1905, es una via ferrata de 7,7 km suspendida sobre las paredes del Desfiladero de los Gaitanes, que discurre entre los términos municipales de Álora, Antequera y Ardales y que fue construída para facilitar el tránsito de los obreros que construyeron el Pantano del Chorro y la Central Hidroeléctrica.

Caminito del Rey

2. Castillo de Álora.

El Castillo Árabe de Álora (Málaga), situado en la colina más elevada del pueblo, es una fortificación que se construyó sobre la base de un asentamiento fenicio, siendo objeto de diversas modificaciones por los romanos, árabes y cristianos. Declarado Monumento Histórico Nacional en 1931, en él se puede trazar el rastro de 4 de las civilizaciones más importantes del Mediterraneo. Aunque las sucesivas reconstrucciones que se han ido realizando quizá abusaron del cemento y la mampostería, en sus paredes restaña aún el eco de milenios de historia.  

Vista Panorámica Alora

3. Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.

La construcción de la Iglesia se desarrolló entre 1600 a 1699 al estilo manierista. Un siglo en el que las capacidades económicas de la villa no eran espléndidas, dependiendo la construcción principalmente del diezmo, la aportación de materiales y el trabajo personal no remunerado. La ubicación de la Iglesia se decidió en la Plaza Baja de la "Despedía", fuera del recinto amurallado de la antigua Iglesia edificada por los Reyes Católicos en el Castillo de Álora, que si bien desde el punto de vista estratégico poseía sólidas murallas en una zona muy elevada, estas hacían que la expansión de la Iglesia se antojara imposible.

Iglesia Nuestra Señora de la Encarnacion Alora

4. Santuario de Nuestra Señora de Flores.

El Santuario de Nuestra Señora de las Flores es una ermita erigida a finales del Siglo XVI por la orden franciscana de la mano de Fray Diego Gómez, permaneciendo la Orden en ella hasta 1835, fecha en la cual lo frailes son exclaustrados a raíz de la Desamortización de Mendizabal.

Convento Nuestra Señora de Flores Alora

5. Museo Municipal Rafael Leria.

En el Museo Municipal Rafael Leria reposa la más ancestral historia de Álora, siendo un emplazamiento excepcional para descubrir la historia y el patrimonio artístico-cultural de Álora. El Museo se encuentra situado en la Escuela de Cristo, edificio adjunto a la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, alzado en el siglo XVII y de estilo mudéjar. Se cree que la Escuela de Cristo se edificó donde estaba el antiguo Hospital de San Sebastián, construído a su vez por los Reyes Católicos.

Museo Municipa Rafael Leria Alora

6. Iglesia de Veracruz.

La Iglesia de la Veracruz fue construida en el siglo XVI con motivo de la sublevación de los moriscos, y siendo su construcción financiada con la venta de 12 de estos. 

Iglesia Veracruz Alora

7. Ermita de las 3 Cruces.

Es una pequeña y encantadora Ermita del siglo XVIII (profundamente restaurada) ubicada en los Montes de Málaga, en un punto fronterizo entre los pueblos de Álora, Almogía y Cártama. Las 3 cruces simbolizan a cada uno de estos 3 municipios, que disponen asimismo de una capilla independiente en su interior (aunque Pizarra se ha unido también a esta Ermita). En las cruces de Mayo, cada pueblo procesiona hasta la Ermita, punto de encuentro asimismo para celebrar la fiesta de los Verdiales el primer Domingo de cada mes de Mayo.

Ermita de las Tres Cruces Alora

8. Ermita de Santa Brígida.

Del siglo XVI, la Ermita de Santa Brígida da cobijo a la Virgen de la Cabeza, copatrona de Álora con la Virgen de Flores, siendo su punto de máximo interés un fresco en un mural que se conserva desde el siglo XVI y que representa una romeria en el Cerro de Cabezo de Andújar. Asimismo en su interior luce la Virgen de la Cabeza (talla del siglo XX). La Ermita se encuentra justo en frente a la Estación de Ferrocarril. En la fachada vemos un arco de medio punto adornado por un zócalo de ladrillos, todo ello coronado por una espadaña con dos voladizos laterales rematada por un pináculo.

Ermita de Santa Brigida Alora

9. La Faenera.

La Faenera de Álora constituye un sentido tributo a la mujer perota, dedicada (entre otra muchas) a las duras labores de recolección de cítricos (naranjas y limones, frutos muy arraigados en la Vega del Guadalhorce) a lo largo de todo el siglo XX, en largas jornadas, expuestas al sol y a los cortes en manos y brazos provocados por las espinas de los árboles. La escultura de La Faenera, de 1974, fue obra de Marino Amaya.

La Faenera Alora

10. Monumento a la Malagueña.

El Monumento a la Malagueña de Álora (conocido en Álora como "Fuente la Guitarra"), situado justo frente al del Teatro Cervantes, fue inaugurado en 2005, en homenaje a este palo derivado del Flamenco y nacido en la zona aloreña del "barranco", de ahí que se conozca también a Álora como "cuna de la malagueña".

Fuente de la Guitarra Alora

11. Ruinas de Bobastro.

En las inmediaciones del Desfiladero de Los Gaitanes encontramos, sobre un terreno elevado de arenisca llamado "Mesas de Villaverde", los restos de una ciudad medieval marcada por intensos conflictos en los siglos IX y X. En Bobastro se fraguó el levantamiento de Omar ben Hafsun (que supo ganarse el favor de los alcaldes y militares de la zona) contra el Emirato de Córdoba, dirigido por los poderosos Omeyas, que durante más de 40 años intentaron sin éxito derribar al rebelde mozárabe.

Ruinas de Bobastro Alora

12. Bodegas Pérez Hidalgo.

La Bodega Pérez Hidalgo es el reflejo de como una pasión personal aderezada con una dosis de creatividad puede dar lugar a un proyecto tan singular. El viñedo de esta bodega se encuentra en el Páramo “El Morquecho”, antigua propiedad de Casser, bañado sus flancos por los ríos Guadalhorce y Teba. El viñedo cuenta con una extensión de 7 hectáreas, asentado en un suelo franco arcilloso, que reúne las propiedades óptimas para el cultivo de la uva tinta.

Bodegas Perez Hidalgo Alora

HISTORIA DE ÁLORA.

Álora está poblada por perotes (aloreños también es perfectamente válido), gentilicio del municipio, cuyo origen más probable hace referencia al regidor de Álora designado por los Reyes Católicos, Don Pero (siendo en su momento Álora conocida como la zona de La Perosía).

Geográficamente, Álora se encuentra coronando la Comarca del Guadalhorce, enclavada entre tres macizos montañosos.

Al Norte encontramos el Arco Calizo Central, donde se encuentra ubicado un paraje natural de gran belleza, el Pantano del Chorro; la Sierra de Huma, cuyo pico más alto alcanza los 1191 metros; y por último tenemos el hermoso paraje del Desfiladero de Los Gaitanes, donde se encuentra uno de los puntos turísticos más importantes de Málaga, El Caminito del Rey, una vía ferrata construída en el s. XIX para que los obreros que trabajaban en la minería pudieran moverse alrededor del Desfiladero y los macizos montañosos.

Por la zona Oeste nos deparamos la Sierra de las Aguas (949 metros de altitud), cuya extensión se enlaza con la Serranía de Ronda, y nos ofrece un bello paisaje de pinares entre la carretera de Álora y Carratraca.

En la zona Este del Guadalhorce, el paisaje adopta la forma de paisajes más apaisados, con suaves colinas donde abunda el cultivo de almendros, cereales, olivos y matorrales.

Historia de Álora: La Prehistoria.

En lo que atañe a su Historia, Álora y la Comarca del Guadalhorce reunían una buena climatología, (donde el sol y el buen tiempo predominaban durante a mayor parte del año) una fauna y flora lo suficientemente diversa, y buenas comunicaciones. Todo ello contribuyó a que a lo largo del Río Guadalhorce el hombre prehistórico se agrupara, primero como nómadas que recolectaban y cazaban, para que luego sus descendientes se tornaran en agricultores y pastores, dando forma a los primeros asentamientos semipermanentes. Durante este periodo el hombre comienza su labor de trabajar la piedra y el sílex, para obtener herramientas para cortar la carne y raspadores para trabajar la piel de los animales de modo a que sirvieran como abrigo. En este periodo el hombre empezó a trabajar también la cerámica antes de adentrarse en la Edad de los Metales con el descubrimiento del cobre y del bronce.

 

En las Terrazas de Canca, Cerro de las Torres, Peñón del Negro, Hoyo del Conde, Alhaja Prieta y la Cueva de Los Infantes se encuentran diversos restos arqueológicos que demuestran todo lo referido anteriormente.

Historia de Álora: Las primeras civilizaciónes.

Las primeras civilizaciones que descubrieron todo el potencial que reunía Álora y la Comarca del Guadalhorce fueron los Tartessos y los Fenicios. Ambas civilizaciones comenzaron por explotar los recursos agrícolas de la zona, para posteriormente sacar provecho de la minería, contribuyendo todo ello a desarrollar un fluido ciclo comercial entre los pobladores locales y los Fenicios. De toda esta bullente actividad son testimonios los restos cerámicos en forma de ánforas, vasijas, cuencos y ollas encontrados en el Cerro de las Torres y el Peñón de Almona.

Historia de Álora: Los íberos.

Tras el declive de la civilización Fenicia, que se reubicaron en las zonas más costeras de la provincia de Málaga, los íberos se asentaron en el interior, eligiendo el Cerro de las Torres como lugar principal de asentamiento por la seguridad y posibilidades de defensa del territorio que ofrecía este promontorio de difícil acceso. Ya los íberos aprovecharon las construcciones de los Fenicios para alzar fortificaciones, si bien fueron los romanos los que definitivamente la utilizaron para edificar una verdadera fortaleza, sobre la que los Árabes construirían definitivamente el famoso Castillo de Álora.

Historia de Álora: Época romana.

La presencia romana en Álora (a la que llamaron Iluro) está documentada como por ejemplo en la inscripción "Municipium I[luronen]sium" que aparece en una calzada romana hasta menciones que demuestran que Álora tuvo el status de Municipium Iluritanum, siendo este gobernada por 2 Duunviros a modo de regidores locales. Álora se convirtió desde muy pronto en una importante ruta de paso comercial que enlazaba el interior de la Comarca del Guadalhorce con el puerto de Málaga. La ciudad romana de Iluro estaría compuesta de numerosas villas rústicas donde se trabajaba la Trinidad del cultivo aloreño: la vid, la aceituna y el trigo. Algunos ejemplos de estas tipologías de villas serían Fuente Chamizo, Arroyo Cureña, El Tesorillo y Olivar de la Tumba, encontrándose en esta última restos de una excavación que sirvieron para moler aceite.

Historia de Álora: de los Visigodos a los árabes.

Con la llegada de los Visigodos, se entra en una nueva etapa en la Historia de Álora, y rápidamente, al igual que los fenicios, entendieron que el Cerro de las Torres debería ser el lugar donde asentar sus fortificaciones, alzando sobre la de aquellos las suyas propias. El mismo patrón se seguiría con la llegada de los árabes, que dieron a la villa el nombre de Al-Lura. En este periodo cabe destacar la rebelión que contra los emires omeyas de Córdoba, llevaron a cabo los mozárabes liderados por Umar Ibn Hafsun, de cuya fortaleza se conservan restos muy consolidados en las Ruinas de Bobastro. El Castillo de Al-Lura sería el epicentro en torno al cual giraría toda la actividad de Álora, y diseminados a su alrededor quedan rastro de la presencia Árabe (sobre todo en forma de monedas que eran un reflejo de la intensa actividad comercial que bullía en la zona) en parajes tales como El Sabinar, El Castillejo, Paredones y Los Cerrajones. Es importante destacar la contribución árabe en todo lo relacionado con acequias y conductos para utilizar el agua para el riego de los cultivos.

Historia de Álora: la Edad Media.

A lo largo de toda la Edad Media fueron muchas las tentativas de reconquista de esta plaza árabe de mano de los cristianos, siendo la más famosa de todas ellas no la de su toma, si no aquella en la que el Adelantado de Andalucía, D. Diego de Rivera, perece a los pies de la muralla herido por un ballestero en el "colodrillo". Su muerte dio origen al famoso Romance de Álora, que se encuentra en una placa a la entrada del Castillo de Álora. La toma definitiva de Álora se produce en el año 1484, cuando las tropas de los Reyes Católicos se asientan en el Santuario de Nuestra Señora de Flores antes de inicar el ataque definitivo. Tras la toma de la villa, La Reina Isabel la Católica mandó edificar sobre la mezquita árabe la parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, posteriormente trasladada en el siglo XVI a la Plaza Baja de la Despedía.

Historia de Álora: siglos XVI-XVIII.

En los siglos posteriores, Álora viviría su periodo de mayor crecimiento y prosperidad, esparciéndose la población más allá de las murallas del Castillo, siendo la Plaza Baja el foco central del asentamiento, encontrando allí la Carnicería, la Cárcel, La Casa del Cabildo, el Hospital de San Sebastián (del que solo queda la capilla conocida como Escuela de Cristo) y la nueva Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación (cuya necesidad de ser ampliada era imposible al hallarse la original dentro de las murallas del Castillo). En este periodo cabe destacar algunos hechos reseñables, como que Miguel Cervantes fue recaudador en Álora durante 7 años a las órdenes de Felipe II. Cabe igualmente destacar que en 1628, Álora logra emanciparse de Málaga de manera permanente, por decreto firmado por Felipe IV, que visitó la villa y se alojó en ella. En el año 1751 según el censo del Marqués de Ensenada, Álora contaba con 500 habitantes.

Historia de Álora: edad Moderna.

La llegada del siglo XIX estuvo marcada, como casi en toda España, por la Guerra de la Independencia, de la cual quedan vestigios en forma de orificios de bala en la pared de la Torre de la Iglesia practicados por las tropas francesas para derribar la placa conmemorativa de las Cortes de Cádiz. Es el siglo de las luchas internas entre los absolutistas y constitucionalistas, entre carlistas e isabelinos; es el siglo de la Desamortización de Mendizabal, que diezmó en buena parte el patrimonio de la Iglesia Católica. En el siglo XX cabe destacar (al margen de la etapa de reconstrucción que subsigue a la guerra civil) la emigración de muchos perotes a países como Suiza, Alemania y Australia. En 1979 se celebran las primeras elecciones democráticas, siendo el primer alcalde postfranquista el socialista Pedro Aranda Cuenca.

Historia de Álora: Patrimonio artístico y cultural.

En lo que atañe a su Patrimonio artístico y cultural, Álora ha sido, durante siglos, una Villa de referencia en la Comarca del Guadalhorce y por ella han transitado o se han asentado las pricipales civilizaciones de la Europa Mediterranea. Todo ello ha propiciado que en Álora encontremos tesoros arquitectónicos como el Castillo de Álora y la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. Álora se presenta como una villa empinada, de sinuosas calles encaladas teniendo en el Museo Municipal Rafael Leria un lugar privilegiado por donde recorrer y conocer todos sus siglos de Historia. Es imprescindible citar aquí también el Santuario Nuestra Señora de Flores, la estatua homenaje a la mujer aloreña, La Faenera y el Monumento al Cante por Malagueñas, más conocida como "Fuente la Guitarra".

COSAS QUE HACER EN ÁLORA

SITIOS DE INTERÉS CERCA DE ÁLORA

PUEBLOS DE INTERÉS CERCA DE ÁLORA