top of page

Santuario Nuestra Señora de Las Flores de Álora

El Santuario de Nuestra Señora de las Flores es una ermita erigida a finales del Siglo XVI por la orden franciscana de la mano de Fray Diego Gómez, permaneciendo la Orden en ella hasta 1835, fecha en la cual lo frailes son exclaustrados a raíz de la Desamortización de Mendizabal.

El Santuario de Nuestra Señora de Flores, en su concepción original, contaba con una sola nave, no siendo hasta el siglo XVIII cuando se realizan las primeras ampliaciones, entre las que destacan la espadaña sobre la torre del campanario, la construcción de capillas laterales así como la ampliación de la nave central y el altar mayor, donde se instaló el camarín de estilo barroco.

Algunas crónicas relatan que fue el Santuario de Nuestra Señora de Flores plaza de cobijo de las tropas cristianas, que procedentes de Écija, se instalan aquí en 1484, entablando batalla con los árabes, que son rápidamente derrotados el 20 de junio gracias a la potente artillería de las tropas de los Reyes Católicos, y quedando así retomada la villa de Álora.

La imagen de la Virgen de Flores, de 1502 y autor anónimo (aunque fue traída a Álora por los hermanos Encinasola que acompañaban a los Reyes Católicos) presenta un rostro tallado con serena firmeza, alta la mirada fría en la que trasluce un soplo de ternura, sosteniendo en la mano derecha el Cetro y en la izquierda al Niño Jesús, cuya expresión más alegre y expresiva hace pensar que data del siglo XVIII. La imagen de la Virgen de Flores ha sido objeto de sucesivas restauraciones a lo largo de los siglos.

Aunque la imagen permanece bajo templo durante todo el año, entre el 30 de Agosto y el 8 de Septiembre, esta es trasladada a la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. El retorno de la Virgen a su Santuario se realiza en Romería, trasladada por bueyes, previa misa en plena calle donde hay chiringuitos, baile y fiesta y donde se premian los mejores trajes típicos así como a las mejores carrozas.

Cabe destacar, como hecho muy triste, que el 18 de Septiembre de 2023, tanto el manto de la Virgen de Flores (valorado en 40000€), como la imagen del niño Jesús, fueron objeto de robo por autores muy profesionales y aún no identificados.

HORARIO DEL SANTUARIO NUESTRA SEÑORA DE FLORES DE ÁLORA.

COMO LLEGAR AL SANTUARIO NUESTRA SEÑORA DE FLORES.

CONOCE MÁS SOBRE EL CONVENTO DE FLORES.

IMAGEN DE LA VIRGEN DE NUESTRA SEÑORA DE FLORES.

Poema dedicado por Urbano García Alvarez a la Virgen de Flores: 

"Un abrazo fraterno se dan en este día
dos pueblos hermanados por los mismos amores.
El milagro lo ha hecho nuestra Virgen de Flores
acortando distancias a vuestra lejanía.


Patrona de dos pueblos que te aman a porfía,
porque remedio pones a sus mismos dolores.
Eres el gran refugio de aquellos pecadores,
que tu perdón imploran, ¡Señora y Madre mía!
 

Un día no lejano, los hijos de esta tierra,
con el amor más puro que el corazón encierra,
a tu Alora bella, llegarán peregrinos…
a postrarse a tus plantas, que el amor acrisola,
para que eternamente por los mismos caminos,
Alora te idolatre y te ame Encinasola."

ORIGEN DE LA ADVOCACIÓN.

​Según rezan las actas capitulares de Encinasola, fechadas el 26 de Julio de 1783, en 1642, una bandada de malhechores portugueses irrumpieron en la villa de Encinasola (localidad cercana a la frontera portuguesa y a Jerez de los Caballeros) con la intención de llevar a cabo actos de rapiña y vandalismo. Los vecinos se agruparon para alcanzar a los portugueses y recuperar así sus bienes, cosa que hicieron tras cruzar el Río Múrtiga, pero de tal suerte, que los portugueses, reagrupados al otro lado del río, se presentaban en mayor número, corriendo serio peligro la vida de los perseguidores mancillados. Quiso la casualidad, o la Divina Providencia, que una intempestiva lluvia hiciera crecer el Río Múrtiga, de tal suerte que permitió la huída de los vecinos, pero no el cruce del río por los portugueses, de tal suerte que aquellos lograron escapar con vida. En este fenómeno natural quisieron los vecinos de Encinasola ver la mano protectora de la Virgen de Flores, aclamándola desde entonces como patrona de la Villa. El vínculo de la Virgen de Flores con Álora, viene dado a raíz de que los Reyes Católicos, tras la reconquista de Álora a los árabes, encomiendan a los marochos (gentilicio de los nacidos en Encinasola) la repoblación de Álora, donando los Reyes a los marochos la imagen de una Virgen sevillana que habría de ser colocada en el lugar de la misa que se produjera tras la reconquista de Álora, de modo que hasta el día de hoy perdura un fuerte vínculo de fraternidad entre perotes y marochos.

MILAGRO ATRIBUÍDO A LA VIRGEN DE FLORES.

El soldado perote Félix Acedo García, participante en las guerras de África contra las tropas marroquíes, se hallaba pertrechado tras unos matorrales, cuando una bala enemiga le alcanzó en el medio del pecho. Su Sargento, al acudir a su rescate con poca esperanza de hallarlo vivo, se sorprende al ver que la bala no había atravesado la guerrera de Félix, ni alcanzado siquiera la ropa interior. La bala había impactado en la cartera del soldado, de tal suerte que la bala había perforado 2 de las 3 dobleces que tenía la cartera, deteniéndose en esta última, donde se encontraba una estampa de la Virgen de Flores. Inutilmente Félix le pidió a su sargento que le entregase la bala, queriendo este conservarla como viva prueba de que lo había acontecido allí era un milagro obrado por la Virgen de Flores.

COSAS QUE HACER EN ÁLORA.
SITIOS DE INTERÉS EN ÁLORA.