top of page

Castillo de Álora

El Castillo Árabe de Álora (Málaga), situado en la colina más elevada del pueblo, es una fortificación que se construyó sobre la base de un asentamiento fenicio, siendo objeto de diversas modificaciones por los romanos, árabes y cristianos. Declarado Monumento Histórico Nacional en 1931, en él se puede trazar el rastro de 4 de las civilizaciones más importantes del Mediterraneo. Aunque las sucesivas reconstrucciones que se han ido realizando quizá abusaron del cemento y la mampostería, en sus paredes restaña aún el eco de milenios de historia.  

El Castillo de Álora ( situado en la provincia de Málaga), también conocido como el Castillo de las Torres, reposa sobre una colina elevada desde la que se divisa el pueblo del que recibe el nombre y buena parte de la Comarca del Guadalhorce.

La primera fortificación de este enclave fue construída por los romanos sobres los restos de una edificación fenicia. La fortaleza romana fue posteriormente destruída durante un ataque de los vándalos, en la época del declive del Imperio Romano.

El Castillo de Àlora, tal como lo vemos hoy, fue construído en siglo IX por los árabes del Califato de Córdoba, en el contexto de una guerra contra el rebelde árabe Umar Ibn Hafsun. Posteriores modificaciones realizadas en el siglo X añadieron dos recintos adicionales a la fortaleza. El recinto interior era cuadrado y fue usado como un fuerte. La estructura exterior, constituída por varias torres, cubría una larga extensión del perímetro de la colina.

La complejidad de las varias etapas de construcción del castillo coincidieron con las épocas de mayor pujanza de la ocupación árabe. Durante los Califatos se construyeron los cimientos; durante el transcurso de los Emiratos se alzó la construcción; y ya en la época de declive, durante los Reinos de Taifas, se construyeron las partes más frágiles del conjunto.

En 1434, Diego Gomez de Rivera, Adelantado de Andalucia, murió a las puertas del Castillo mientra lideraba a sus tropas en el enésimo intento por arrebatar esta plaza de la mano de los árabes, lo que acabó por ocurrir en 1484. El relato de este acontecimiento dio lugar al popular romance fronterizo Álora, la bien cercada, por el que es conocido nuestro pueblo, y que reza así:

Álora, la bien cercada, // tú que estás en par del río, // cercóte el Adelantado // una mañana en domingo, // de peones y hombres de armas
el campo bien guarnecido; // con la gran artillería // hecho te habían un portillo. // Viérades moros y moras // subir huyendo al castillo; 
las moras llevan la ropa, // los moros harina y trigo, // y las moras de quince años // llevaban el oro fino, // y los moricos pequeños
llevan la pasa y el higo. // Por encima del adarve // su pendón llevan tendido. // Allá detrás de una almena // quedado se había un morico
con una ballesta armada // y en ella puesto un cuadrillo. // En altas voces diciendo // que del real le han oído: // ¡Tregua, tregua, Adelantado, por tuyo se da el castillo! // Alza la visera arriba // por ver el que tal le dijo: // asestárale a la frente, // salido le ha al colodrillo.
Sacóle Pablo de rienda // y de mano Jacobino, // estos dos que había criado // en su casa desde chicos. // Lleváronle a los maestros
por ver si será guarido; // a las primeras palabras // el testamento les dijo.

A lo largo del siglo XVII, la iglesia parroquial Nuestra Señora de la Encarnación fue construída sobre la mezquita situda en el interior del castillo de Álora, usando ademas 2 de sus torres. La imagen principal de la Iglesia es el Jesús Nazareno de las Torres, tallada en 1945 por el perote Navas Parejo.

Tanto el castillo como la Parroquía de la Encarnación sufrieron severos daños debido a un terremoto acaecido en 1680, y desde entonces ha sido usado también como el cementerio del pueblo, hasta que en Febrero de 2009 terminaron 11 años de tramitación para cerrar el camposanto, que fue trasladado a otro enclave con el nombre de Cementerio San José de Álora. En la torre de la iglesia todavía son visibles varios orificios de balas disparadas por un escuadrón de la caballería francesa en Agosto de 1823.

En 1931, el Castillo de Álora fue declarado Monumento Histórico Nacional, a pesar de que de la construcción original, permanecian en pie apenas 2 torres (en parte reconstruídas) y un arco de herradura abierto en la muralla. 

Del Castillo de Las Torres cabe destacar. como elementos arquitectónicos mas relevantes, la Torre del Homenaje, la más elevada y en parte reconstruida, el Arco de la Herradura, pieza única en Occidente por la forma en que está construído y la Torre de la Vela.

El Castillo de "La bien cercada" ha sido objeto de sucesivas remodelaciones, que si bien han servido para conformar su silueta original, al mismo tiempo enrarece su aspecto al haber usado paredes de cemento en su restauración.

HORARIO DEL CASTILLO DE ÁLORA.

COMO LLEGAR AL CASTILLO DE ÁLORA.

CONOCE MÁS SOBRE EL CASTILLO DE ÁLORA.

TORRE DEL HOMENAJE. 

La Torre del Homenaje es la más alta del castillo y es la que ha sido objeto de la reconstrucción más cuidadosa, empleando para tal efecto materiales como sillares y tapiales. Es asimismo la favorita de los visitantes para disfrutar de las vistas más privilegiadas sobre el Valle del Guadalhorce. Esta torre fue testigo de cómo el adelantado de Andalucía, Diego Gómez de Ribera, cayó muerto frente a la muralla en una de las muchas tentativas de los cristianos por arrebetar esta plaza a los árabes, lo que acabó sucediendo el 22 de Junio de 1484, cuando el alcaide del Castillo de Álora, Cidi-Ali-el-Bazi, hizo entrega de las llaves a los Reyes Católicos en el lugar que hoy se conoce como Cruz del Humilladero. Fue reconstruida en 1994 con la limpieza de fachada y eliminación de malas hierbas, saneamiento de juntas, reparación de fisuras y reparación de fracturas, restauración de la bóveda esquifada y muros de carga, colocación de solería de ladrillos de tejar y emparejamiento de mampostería irregular con cubierta lisa.

TORRE DE LA VELA.

La Torre de la Vela forma parte de lo que era el muro que conformaba el recinto principal del castillo. La práctica totalidad de estos muros han desaparecido.

La Torre de la Vela se presenta con planta cuadrada y dividida en tres cuerpos cuyas alturas van decreciendo a medida que asciende la Torre. Fue reconstruida en 1993 siendo sometida a trabajos de limpieza de la bóveda inferior, reparación de arcos de puerta de acceso y vanos, limpieza de fachada y arreglo de juntas e instalación de cubierta de teja árabe sobre una estructura de madera.

ARCO DE LA HERRADURA.

Su puerta es un arco de herradura con alfiz construido de manpuestos y abierto en un atavio de hormigón. Formaba un pasadizo apoyado y resisten ruinas de su bóveda baida sobre arcos. A principios del siglo XXI, se intervino de emergencia en la puerta monumental de acceso al perímetro superior del baluarte, el tan destacado Arco de la Herradura, trabajos que fueron objeto de relevantes estudios en el ámbito histórico y arquitectónico.

COSAS QUE HACER EN ÁLORA.
SITIOS DE INTERÉS EN ÁLORA.