top of page

Museo Municipal de Álora Rafael Leria

En el Museo Municipal Rafael Leria reposa la más ancestral historia de Álora, siendo un emplazamiento excepcional para descubrir la historia y el patrimonio artístico-cultural de Álora. El Museo se encuentra situado en la Escuela de Cristo, edificio adjunto a la Parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación, alzado en el siglo XVII y de estilo mudéjar. Se cree que la Escuela de Cristo se edificó donde estaba el antiguo Hospital de San Sebastián, construído a su vez por los Reyes Católicos.

El Museo Municipal de Álora Rafael Leria es una edificación de estilo mudéjar. Se trata de una estructura cuadrangular, sostenida en su perímetro por 8 pilares y en el centro hallamos otros 4, robustos, que sirven de soporte a 9 bóvedas de pañuelo. Todo el edificio está construído en ladrillo, y cuenta con robustos contrafuertes, lo que permite albergar en la planta superior la Cilla Decimal donde se guardaba el grano. En el interior del Museo tendremos el privilegio de recorrer Álora en sus 5 etapas fundamentales:

  1. Prehistoria. Tanto Álora como todo el Valle del Guadalhorce contaban con un clima, suelo fértil y comunicaciones muy propicias para que el hombre prehistórico se asentará en la zona y desarrollase sus actividades. Los primeros nativos fueron cazadores-recolectores, siendo el río Guadalhorce un enclave esencial para la obtención de alimentos y materia prima para fabricar instrumentos y utensilios. Fabricaban herramientas golpeando el sílex; los cuchillos se empleaban para descuartizar la carne y empleaban raspadores para curtir pieles con las que cubrirse. Sus descendientes fueron progresivamente convirtiéndose en agricultores, conformando asentamientos no permanentes, e incorporan nuevos útiles como la piedra pulimentada para machacar el grano al tiempo que fabrican recipientes cerámicos para guardar los alimentos. De la Edad de los metales (cuando se descubrió la utilizacion del cobre y del bronce) también dejaron rastro nuestos antepasados, en ubicaciones tales como Las Terrazas de Canca, Cerro de las Tres Torres, Peñon del Negro, Hoyo del Conde y Cueva de los Infantes.

  2. Protohistoria. La Civilización Fenicia fundó numerosas colonias a lo largo de toda la costa del Mediterraneo, y en el Cerro de las Tres Torres y en el Peñón de la Almona se encontraron restos que confirman la existencia de una intensa interacción comercial entre fenicios y pobladores locales, al encontrarse restos cerámicos de ánforas, vasijas y otros útiles. Tras el declive de la civilización fenicia, está permaneció asentada en las zonas más costeras mientras que los pueblos íberos se hacían fuertes en las zonas más elevadas del interior.

  3. Época Romana. Existen diversas hipótesis sobre dónde se encotraba ubicada Iluro, la Álora romana. El Cerro de las Torres y el yacimiento de Canca son los dos enclaves más probables, con división de opiniones entre los historiadores. En el primero se hallaron una cisterna y sillares empleados para la construcción de un castillo. En el segundo, la aparición de unas grandes termas de origen romano. Álora tuvo status de Municipium Iluritanum y estuvo gobernada por 2 Duunviros, siendo una villa por donde pasaban numerosas rutas comerciales, como así lo atestiguan las numerosas monedas encontradas en el subsuelo. En la época romana se da inicio a la trilogía de los cultivos más tradiciones de Álora, el olivo, la vida y el cereal y ejemplos de villas de ese periodo que se dedicaron a estos cultivos son Fuente Chamizo, Arroyo Cureña, El Tesorillo y el Olivar de la Tumba. En Terra Sigillata y Terra Hispánica se hallaron también vajillas, ánforas y recipientes con el sello del alfarero que las fabricó.

  4. Época Musulmana. Los enfrentamientos militares entre los Califas cordobeses contra Omar Ibh Hafsum a finales del siglo IX representan las pruebas más palpables de la presencia árabe en Álora. Las tropas se asentaron en Cerro de las Tres Torres, punto más elevado de la zona y de gran valor estratégico para la observación y defensa del territorio. En ese periodo, el proceso de arabización tiene como máximo símbolo el cambio de nombre romano Iluro, por el árabe de Al-Lura. El Castillo de Álora es el máximo legado que los árabes dejaron en Al-Lura, compuesto en su zona más elevada por 6 torreones, y en la base se dispusieron muros de mampostería que se adaptaron a las irregularidades del relieve. Entre ambos recintos se debería encontrar la Torre de la Vela, a cuyos pies se encontraba la mezquita. Alrededor de la fortaleza se fueron estableciendo diversos asentamientos, en los que la bullente actividad comercial queda reflejada por el hallazgo de numerosas monedas que se pueden ver en este museo. Cabe destacar también la presencia de canales y acequias para regar los cultivos, mientras los cultivos de secano ocupaban grandes extensiones de tierra de cereales y olivos.

  5. Desde la Reconquista hasta la época contemporánea. Fueron varios los intentos de reconquista del castillo por los cristianos, siendo el más famoso de ellos el infructuoso intento de asedio del año 1434, en el que pereció el adelantado de Andalucía D. Diego de Ribera, que cayó a las pies de las murallas. Posteriormente, los Reyes Católicos ubicaron sus tropas en lo que hoy es el Convento de Nuestra Señora de Flores, tomando definitivamente el castillo en el año 1484. La Reina Isabel la Católica mandó edificar la parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación sobre la mezquita árabe. En la Plaza Baja de la Despedía se fueron construyendo durante los siglos XVI, XVII y XVIII las primeras construcciones de lo que sería la villa de Álora: carnicería, cárcel, Casa del Cabildo, Hospital y la parroquia. En Álora, Miguel de Cervantes estuvo como recaudador del rey durante 7 años. En 1624, Felipe IV visita Álora, y firma la segregación de Álora de Málaga. En 1751, Álora contaba con 500 habitantes según el catastro del Marqués de la Ensenada. El siglo XIX está marcado por la Guerra de la Independencia, de la cual quedan como fieles testigos los orificios de bala en la Torre de la Iglesia con ocasión del derribo de la placa conmemorativa de las Cortes de Cádiz. En el año 1863 se terminó la vía que unió Málaga con Álora.

HORARIO ÚTIL DEL MUSEO RAFAEL LERIA.

  • Horario del Museo Rafael Leria: (conviene confirmar horarios antes de acudir).

    • Mañanas de Lunes a Viernes: 9:00h a 15:00h.

    • Tardes de Martes a Viernes: 17:00h a 20:00h.

    • Sábados, Domingos y Festivos: De 09:00h a 14:00h y de 17:00h a 20:00h.

  • Dirección: Pl. Baja, 29500. Álora. Málaga.

  • Precio: 2€. Visita guiada: 3€.

  • Contacto: 951 062 133 - 952 496 100. museo@alora.es

  • Reseñas: 4,5* sobre 36 en Google.

  • A 13 minutos en coche de Casa Rural en Álora Hacienda Los Olivos.

  • http://www.alora.es/servicio/museomunicipal/

COMO LLEGAR AL MUSEO RAFAEL LERIA.

CONOCE MÁS SOBRE EL MUSEO RAFAEL LERIA.

EXPOSICIÓN SEMIPERMANENTE DE MONEDAS Y BILLETES.

El museo Rafael Leria alberga una impresionante colección de monedas y billetes, inaugurada el 18 de Mayo de 2010, y aunque en un principio tenía carácter temporal, el 25 de Febrero de 2011 se amplió y adquirió la condición de semipermanente. Esta exposición, aunque para distingirla de la permanente transcurre por el lado derecho o central (mientras la permanente discurre por el lado izquierdo), van de la mano, estando cronologicamente conectadas las piezas de la exposición permanente con la edad de las monedas y billetes. Como ejemplos de las monedas que podremos encontrar tenemos la Malaka, el denario republicano e imperial de la época romana, el dirhem y el maravedí que se usaron hasta bien entrada la Edad Moderna. La "moneda blanca" acuñada por los Reyes Católicos, dio pie a la expresión "estar sin blanca" que ha llegado a nuestros días. La moneda "calderilla"proviene de la moneda resellada en vellón, muy empleada en la época de Felipe IV, y cuyo bajo valor hace que aun hoy la calderilla se aplica a monedas de bajo importe. Igualmente se encuentran en la exposición monedas billetes (invento chino del siglo VII), entre las que destacan 2 francos franceses con la imagen de Voltaire y el busto de una mujer de belleza caribeña.

YACIMIENTO DE CANCA.

Se trata del principal yacimiento arqueológico del término municipal de Álora de la época romana. Se trata de unas termas fechadas en los siglos I-II d.C. El yacimiento fue descubierto por azar al realizar el abancalamiento del terreno para plantar limones. El yacimento consta de la estructura termal, una mina para captar agua y otras estructuras que debieron servir para almacenar el agua.

CUEVA DE LOS INFANTES.

Los restos hallados en la Cueva de los Infantes están datados entre 2 millones de años a.C y 700 años a.C. Entre ellos encontramos cuchillos de sílex, hachas de mediano tamaño, puntas de flecha, molinos y machacadores líticos.

COSAS QUE HACER EN ÁLORA.
SITIOS DE INTERÉS EN ÁLORA.